La jugadora del San José Obrero sufre la rotura del ligamento cruzado anterior y menisco de su rodilla derecha
Mié, 11/13/2019 - 12:16

El CB San José Obrero, líder de la División de Honor Plata Femenina de Balonmano, perderá para lo que resta de temporada a una de sus jugadoras importantes debido a una grave lesión. La bosnia Armina Isic tendrá que pasar la próxima semana por el quirófano, para restablecer la maltrecha rodilla derecha después del percance sufrido en uno de los entrenamientos del equipo. La dirección deportiva del club ya trabaja en la búsqueda de una jugadora que pueda reemplazar a la lesionada y afrontar con garantías el resto de la campaña.

Armina Isic se lesionaba en el último entrenamiento de la semana antes del choque ante el CB Lanzarote Zonzamas. La jugadora sufría un resbalón sobre la cancha de juego y desde el primer momento se temió por lo peor. El diagnóstico ha confirmado las peores noticias, sufriendo la lateral izquierdo la rotura del ligamento cruzado anterior y menisco de la rodilla derecha, lesión que la tendrá fuera de las pistas por lo que resta de campaña.

Se está a la espera de conocer la fecha exacta de la operación a la que será sometida la jugadora, la cual se realizará la próxima semana en la Clínica Centro, en Madrid. Armina Isic tendrá que pasar por el quirófano para reestabler la rodilla lesionada, siendo intervenida por un grupo de profesionales habituados a este tipo de lesiones deportivas.

El San José Obrero le desea a Armina Isic una pronta recuperación, poniendo todos sus medios a disposición de la jugadora bosnia para que pueda ser operada con inmediatez y poder comenzar el período de recuperación. Además, la dirección deportiva del club le ha ofrecido a la jugadora la renovación de cara a la temporada 2020/2021 y que pueda seguir ligada a la entidad la próxima campaña.

Armina Isic ha sido en este inicio de la temporada una de las jugadoras claves en el ataque del San José Obrero. En los siete encuentro oficiales en los que participó anotó 51 goles, con una media de 7,29 tantos por encuentro y que la convirtieron en una de las máximas goleadoras del grupo A de la División de Honor Plata Femenina de Balonmano.