Las internacionales españolas, Silvia Navarro, Sayna Mbengue, más la seleccionada argentina Manu Pizzo, tuvieron suerte dispar en el campeonato del mundo
Jue, 12/14/2017 - 18:52

Las jugadoras internacionales, Silvia Navarro, Sayna Mbengue y Manu Pizzo, se reincorporarían con el resto de compañeras de equipo, en la tarde de ayer en el Pabellón Insular Antonio Moreno, tras las distintas actuaciones de los combinados de España y Argentina.

Las sensaciones de la más veterana, Silvia Navarro y la más joven, con la selección española de Carlos Viver, son muy parecidas, en cuanto a sentirse muy contentas con lo obtenido, pese a la eliminación en octavos de final contra la todopoderosa Noruega, favorita para ganar el mundial y tras doblegar a la selección rusa 34-17, en el último partido que les clasificaría para semifinales del campeonato mundial.

Por otro lado, la cruz, le tocaría a Manu Pizzo, que no lograría con el combinado argentino hacer el papel deseado, no ganando partidos en fase de clasificación y finalizando el torneo en la vigésimo tercera posición.

A continuación, tiene declaraciones de las tres internacionales, sintiéndonos desde el club muy orgullosos por el trabajo realizado con sus respectivas selecciones.

"Me ha servido más que nada para aprender, ya que no he tenido oportunidad de actuación, pero me quedo de la experiencia de entrenar con jugadoras de máximo nivel. No esperaba para nada ir a Alemania con la selección española y ha sido una grata sorpresa que Carlos Viver contara conmigo, espero que en próximos años ir con la selección y poder jugar", declara la joven Mbengue.

"El balance que doy de la selección este año, es positivo, yo creo que no ha tenido que ver que las más veteranas no hayan ido y la incorporación de jugadoras jóvenes han estado estupendamente, no se ha hecho nada mal. El resultado que nos ha eliminado del mundial, parece que es negativo, pero lo que hay que sacar en conclusión es que Carlos Viver, con el poquito tiempo que lleva al mando de la selección, está realizando un trabajo maravilloso con todas nosotras y poco a poco el equipo se está compaginando. No podemos olvidarnos que el resultado final fue contra Noruega, una de las mejores selecciones del mundo, por no decir la mejor. Insisto el balance es muy positivo de cara a este año y hay que ir mirando de cara a un futuro, en lo que acontece a la selección, que será en el próximo mes de marzo, pero muy contenta con la convivencia, el resultado y el trabajo realizado en equipo", comenta Navarro.

"Con respecto al mundial de Alemania, a la selección argentina no le fue bien, perdimos todos los partidos de la fase de grupo, era de esperar puesto que los rivales fueron muy fuertes, mientras que nosotras estamos luchando por cada vez mejorar nuestro nivel, pero nos tocó cinco rivales muy fuertes, no era lo que esperábamos, apuntábamos ganarle al menos a la República Checa, eliminada en cuartos de final. Es un proceso de tiempo, creo que dimos lo mejor de nosotras. A nivel personal, no fue de los mejores torneos, siento que podría dar más, por lo que quiero seguir ayudando a mi selección para que siga creciendo, nuestro objetivo no era el mundial, sino jugar bien los juegos panamericanos y obtener la clasificación para Tokio 2020, seguimos en el proceso. Pese a que nos haya dejado un sabor amargo, pero hay muchas cosas que aprender y mejorar, fortalecerse de cara a marzo, que es donde nos jugaremos la clasificación a los juegos panamericanos y levantar la cabeza para obtener esa clasificación que tanto nos importa", declara Pizzo.