No le faltó de nada al duelo de los equipos lanzaroteños, con una grada repleta de aficionados de los dos equipos
Dom, 11/03/2019 - 20:29

El Pabellón Municipal de Titerroy fue una fiesta para vivir el derbi entre el San José Obrero y el Lanzarote Zonzamas, perteneciente a la octava jornada de la División de Honor Plata Femenina, con un lleno absoluto en las gradas y donde los tambores y las banderas no faltaron por parte de los aficionados que animaron a sus respectivos equipos.

El Lanzarote Zonzamas comenzó mejor situado que su rival en le cancha, ganando las posesiones de balón y sacando mejor rédito a las jugadas, consiguiendo escaparse en el electrónico desde el comienzo. Mientras, las locales sufrían para poder mantener el ritmo anotador de su rival, que no el del partido, ya que ambos contendientes se batían en cada una de las jugadas con mucha intensidad pero con aciertos diferentes.

El acierto del cuadro batatero era tal que las jugadoras entrenadas por Juan Miguel Pérez llegaron a tener una ventaja de seis goles ante su rival. El San José Obrero no iba a poner en peligro el liderato que tiene en la Liga y luchó por darle la vuelta al marcador, incluso batallando con decisiones arbitrales ante las que no estaban nada de acuerdo, como la descalificación de su entrenador por pedir que pararan el partido para que atendieran a una jugadora.

Al final de la primera mitad, el equipo de Titerroy consiguió rebajar la diferencia a cuatro goles, concluyendo el primer período con el marcador de 14 a 18.

En la segunda parte el choque seguía con la misma dinámica, cargada de intensidad, emoción y polémica. Como la surgida cuando el equipo de San Bartolomé reclamó un gol de más en el marcador, al subir dos tantos cuando debieron subir uno las colegiadas, cosa que no se rectificó a lo largo de toda la segunda mitad. Sólo al final del encuentro se percataron del error cometido, realizando una rectificación en el acta arbitral a través de un anexo.

El San José Obrero se fue creciendo poco a poco y conseguía recortar tanto las diferencias que llegado al ecuador de la segunda parte conseguía la ansiada igualadad en el electrónico, amplificándose el rugir en el Pabellón de Titerroy con sendas aficiones.

La igualdad fue la tónica que se llevó durante los últimos 15 minutos de partidos y no fue hasta que el Zonzamas perdió a Maríangeles de Uriarte por tres exclusiones cuando por fín las capitalinas conseguían doblegar a sus rivales, ganando por 32 a 31.

Ficha Técnica

CB San José Obrero (32): Ana Marín, Nabila Harchaouin (5), Alicia Torres (3), Diana Martín, Gema Trujillo (9), Adina Guidoarca (9) y Miriam Paez. Banquillo: Esther de Miguel (5), Melania Cabrera (1), Marta Morales, Cathaysa Rodríguez, Paula González, Aizaya Tarín e Itahisa Niz. Entrenador: David Betancort

CB Lanzarote Zonzamas (31): Cristina Mazaira, María de León, Jailene Maldonado (7), Brenda Roger (8), Mariángeles de Uriarte (4), Sara de León (2) y Rocío Guerrero (8). Banquillo: Nélida Valiente, Caridad Santana, Ingrid Roger (2), Patricia Cabrera, Malena Valiente, Raquel Arrocha, Erika Espino, Sara Lemes y Laura González. Entrenador: Juan Miguel Pérez

Árbitros: Ona Comino Mato y Nuria Giro Gutierrez. Excluyeron a las locales Esther de Miguel y Diana Martín (2) y a las visitantes Ingrid Roger y Mariángeles de Uriarte (3), siendo descalificada a los 55 mintuos. También fue descalificado el entrenador local, David Betancort, en el minuto 25 de partido.

Parciales cada 5 minutos: 1-3 / 2-5 / 3-7 / 6-12 / 10-14 / 14-18 (descanso) 18-20 / 20-22 / 22-25 / 26-27 / 29-30 / 32-31 (final)

Incidencias: Partido perteneciente a la octava jornada de Liga de la División de Honor Plata de Balonmano Femenino jugado en el Pabellón Municipal de Titerroy ante 1.000 espectadores.