El Salud Tenerife vence en el primer duelo.
Lun, 04/29/2019 - 00:45

El Balonmano Salud Tenerife logró el pasado sábado una importante victoria en el primer partido de la eliminatoria ante el Servigroup Benidorm, aunque no definitiva.

La escuadra de Octavio Pérez comenzó de manera espectacular, con una férrea defensa y rápidas contras donde las protagonistas eran su guardameta Eva Bezpalcova y la extremo izquierdo Eva Márquez. Un parcial de 2-7 hacía presagiar una cómoda victoria para uno de los grandes favoritos a ocupar esa única plaza en División de Honor Femenina, pero el equipo local despertó poco a poco, y con más corazón que cabeza, mejoraba sus prestaciones. Los cinco goles de ventaja se mantenían al descanso, pero las sensaciones ya no eran tan favorables a las chicas del Barrio de la Salud de la capital tinerfeña.

El descanso no lo vino nada bien al Balonmano Salud, ya que durante el tercer cuarto del partido veía como el equipo local le infringía un parcial de 12-4, colocando a las de Santiago Barrios por delante en el marcador y con la sensación de que podía poner en complicaciones la eliminatoria. Pero fue entonces cuando se dejó notar la veteranía en el cuadro técnico visitante y la calidad de las jugadoras. El cambio en la portería surgió efecto, con una Ariadna González muy motivada, se cerró la línea de pase a la zona del pivote que tanto daño estaba causando y se dio entrada en el juego a Sthephania Oliveria que fue sin duda alguna determinante. El equipo se recompuso y un gol de la extremo derecho Magdalena  Szopinska rompió la mala racha colocando el 24-22. El empate a 24 de Katarina Bojicic igualaba no solo el marcador, sino el ánimo de uno y otro equipo. A falta de diez minutos el marcador presentaba un inquietante empate a 26, pero fue entonces cuando mejor jugó el Balonmano Salud ante la profunda defensa 3:2:1 planteada por las locales en la segunda parte. Tres grandes acciones ofensivas daban una ventaja de +3, pero dos exclusiones consecutivas de las de Octavio Pérez y dos tantos anotados desde los siete metros del equipo local mantuvieron el partido vivo hasta los instantes finales, donde una muy buena parada de la grancanaria Ariadna González, con su equipo jugando con dos jugadoras menos, evitó el empate y posibilitó la victoria por la mínima.

El partido decisivo se jugará el próximo fin de semana, en una fecha aún por determinar, donde las nuestras deben ser mucho más regulares en sus prestaciones si quieren estar en esa final a cuatro que otorga la posibilidad de poder estar la temporada que viene en División de Honor.