Lun, 09/25/2017 - 04:10

Este pasado domingo 24 de Septiembre finalizaba de manera brillante el IX Memorial Celestino Hernández en el Pabellón que lleva su nombre en el barrio de La Perdoma de La Orotava.

Una jornada que dio comienzo con la disputa del partido de Primera Territorial Masculina entre el B the travel brand Perdoma y el Serigrafía Cucas Realejos donde vencieron los perdomeros merced a una muy buena segunda parte. Y es que en la primera mitad, las cosas no salían como se esperaba. En ataque faltaba continuidad para encontrar la mejor opción de lanzamiento, con continuas pérdidas de balón propias de la desesperación y la falta de claridad de ideas. No fue hasta el minuto quince cuando se comenzó a tener la paciencia necesaria para doblegar la que hasta el momento era una sólida defensa de los de Toño Gorrín y Ammisaday Arquero. En defensa, los de Ruyman Herrera no eran capaces de cortar la dinámica ofensiva del rival, que encontraba puerta con facilidad, lo que le provocó irse al descanso con una desventaja de dos goles (10-12).

En la reanudación las cosas cambiaron, gracias en gran medida a la mejora en defensa. Se cortó el juego con los pivotes, y en los uno contra uno las cosas se igualaban. Un parcial de 6-0 puso con ventaja a los nuestros a los diez minutos y eso hizo que el partido cambiara de dueño. Las rotaciones de jugadores favorecieron a los nuestros, mucho más frescos y que encontraron la manera de jugar a lo que más les gusta, que es al contraataque, provocando que poco a poco el partido se decantara del lado local hasta el definitivo 28-18.

Tras el primer partido de la mañana del domingo, llegó el Acto Central del Memorial, con la presencia en la cancha de los equipos del Balonmano Valsequillo (Gran Canaria), Serigrafía Cucas Realejos, B the travel brand Perdoma y Multicentro Comercial El Trompo Perdoma, que rodeaban a las personalidades presentes en el acto, como el concejal de deportes del Ayuntamiento de la Orotava, D. Eduardo Rodríguez, María Jesús Alonso, creadora del cartel del Memorial 2017, Angel Domínguez, presidente del Club Balonmano Perdoma, Carmen Rosa Yanes, viuda de Celestino Hernández y su hija Atasara Hernández, Juan Díaz, presidente del Serigrafía Cucas Realejos así como otros representantes políticos del Excmo. Ayuntamiento de La Orotava.  El acto, que fue presentado por un gran amigo del club, Pedro Ángel Gómez Barreto, volvió a recoger los momentos más sensibles del fin de semana. Tras las palabras del presidente del Club, como siempre muy emocionado tras recordar a su amigo "Cele", llegó el reconocimiento que año tras año se hace a una persona a la que el club quiere agradecer en cierta manera su importancia dentro de su historia, honor que este año recaló en la figura de Blas Parrilla Cabrera, presidente de la Federación Canaria de Balonmano que recibió de manos de Angel Domínguez y Carmen Rosa la escultura "Identidad" símbolo de nuestro club realizada por el artista orotavense Cristo Quintero, también presente en el acto. Muy emocionado, recordó sus conversaciones con Celestino y los sueños y anhelos que éste tenía para su equipo. Unos sueños que se hicieron realidad y que se veían reflejados en la imagen de unidad, familiaridad y cariño que se sentía en las instalaciones que llevan su nombre. A continuación tomó la palabra Tanausú Hernández, hijo de Celestino y jugador del equipo territorial masculino, que alabó la figura de su padre como la de un amigo y que su verdadero legado no estaba en los triunfos sino en los valores que su padre transmitía y mientras éstos estuvieran presentes en el día a día del club, su recuerdo seguiría vivo. Cerró el acto de intervenciones Eduardo Rodríguez, quien hizo hincapié en la labor realizada por el club, en su esfuerzo por seguir adelante y ser un ejemplo de trabajo y sacrificio por ese deporte que tanto amaba Celestino.

Después de dicho acto se daba paso al encuentro que cerraba el Memorial 2017 entre el Multicentro Comercial el Trompo Perdoma y el Balonmano Valsequillo de Gran Canaria. Dos equipos que la temporada pasada lucharon por estar en los puestos altos de la tabla, algo que presumiblemente, también harán durante la campaña que comenzará en noviembre. 

Fue en partido de poder a poder durante los sesenta minutos, donde ninguno de los dos equipos mostraba una superioridad manifiesta sobre su rival. Las locales se mostraban como un equipo sólido en tareas defensivas, impidiendo el juego rápido y con continuidad que caracteriza a las de Eduardo Déniz. En los primeros minutos parecía que el Perdoma cogía las riendas, pero la mayor experiencia de las visitantes evitó que se distanciaran e impusieron el ritmo que más les interesaba, logrando ponerse por delante en el marcador, aunque nunca con ventajas superiores a los dos tantos. Las de Herrera han mejorado mucho en cuanto a madurez deportiva se refiere, y son mucho más sólidas en su juego, lo que provoca que se mantengan en el partido pese a los errores que se puedan cometer, lo que las convierte en un equipo mucho más competitivo. Al descanso se llegó con desventaja de un tanto (12-13) y las espadas por todo lo alto. 

En la reanudación los dos equipos ofrecieron una muy buena imagen, manteniendo la tensión y la igualdad hasta el último segundo. Las nuestras lograron controlar la enorme calidad individual de sus rivales a base de sacrificio y trabajo constante y en ataque se tenía la paciencia necesaria para lograr zonas de lanzamiento eficaces. El juego de la primera línea fue clave, con capacidad para jugar hacía zonas exteriores, con pocas pérdidas de balón y con la fluidez necesaria para combatir una defensa que siempre nos crea problemas como es la 5:1.A falta de dos minutos y tras un gol de Carmen Simón, las visitantes se ponían con dos goles de ventaja (25-27) pero un gol de 7 metros de Rita Pérez y un lanzamiento exterior de Gabriela Bloudani empataron un encuentro que pudo haberse decantado del lado local si el último contraataque protagonizado por la propia Gabriela hubiera entrado dentro del tiempo reglamentario, pero no fue así por tan solo dos segundos.

Al final, justo empate que puso el colofón a un intenso pero entretenido fin de semana repleto de buen balonmano y en el que una vez más el club ha querido recordar como se merece la figura de su alma mater, Celestino Hernández Luis.