Mar, 11/28/2017 - 05:34

Nueve derrotas y dos empates llevan las majoreras en lo que va de temporada. Esta vez el verdugo fue el Bm. Getasur madrileño, el que consiguió derrotar a las canarias por 24 a 27. Un partido ante un rival directo, que se podía haber ganado, pero la falta de ritmo, la baja condición física y la poca intensidad con la que se juega, han hecho que una vez más caigan derrotadas. Una situación que se repite una vez más, y que empieza a ser insostenible, ya que no llega una victoria que pueda servir de bálsamo y pueda reconducir la sitación que se vive en la actualidad.